buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:48 min. rellotge



Jazz

El primer estilo musical americano que influyó en la música del resto del planeta, desde el ragtime hasta el jazz-rock, desde Charlie Parker hasta Chick Corea, el jazz emergió de los míticos coros de gospel, mezclándose con los “gruñidos” del blues sureño para llegar hasta nuestros días en perfecto estado de salud.

El ragtime fue uno de los primeros estilos musicales que surgieron a finales del siglo XIX y contribuyeron a desarrollar el jazz, que también contó con el blues y aquellas canciones que transmitían miles de historias de afro-americanos.

Nueva Orleans fue la cuna del jazz, el escenario del desarrollo de los primeros brotes de la música negra por excelencia, un lugar abierto a los sonidos caribeños y mejicanos que calaron hondo en la población negra del lugar. A principios del siglo XX, los funerales eran acompañados por bandas que tocaban melodías alegres para reconfortar a las familias, de hecho, la ciudad entera se convertía en protagonista de numerosos desfiles donde un todavía primitivo jazz alegraba las calurosas noches de verano. Precisamente, de sus calles y de sus clubes salieron virtuosos como Johnny Dodds, Jimmy Noone y un jovencito Louis Amstrong que ya apuntaba alto. Tanto en Nueva Orleans como en Louisiana, apareció un nuevo tipo de música llamado Dixieland jazz, derivado de una popular banda que a comienzos de la década actuaba en locales y festivales: Original Dixieland Jazz Band, que ya había grabado varias canciones en 1917 (con Amstrong en la trompeta). Con la llegada de los locos años veinte, el relevo lo tomó Chicago cuando comenzaron a cerrarse decenas de locales en Nueva Orleans, propiciando la huida de los músicos a otros estados y estableciéndose la mayoría de ellos en una ciudad que comenzaba a ser controlada por la mafia italo-americana.

En la Costa Este, Nueva York contribuyó a la riqueza del jazz en varios sentidos. En la ciudad de los rascacielos se popularizó el piano como pieza fundamental del sonido jazz y allí destacó James Reese, pionero de las populares orquestas que triunfaron con magníficas improvisaciones que resaltaban la calidad de sus componentes. Fletcher Henderson fue el primer músico que actuó junto a una banda en el local más popular de la ciudad, en el Cotton Club, durante el otoño de 1923. Henderson descubrió al público grandes estrellas como Coleman Hawkins o Don Redman.

Y es que Nueva York adoptó el papel que, años atrás, había tenido Chicago y actuó como un imán con los músicos que comenzaban a despuntar dentro de un estilo más swing. El propio Louis Amstrong y su banda llegaron a la ciudad procedentes de Chicago y un todavía desconocido Duke Ellington, ávido de mostrar sus primeras composiciones. También desembarcaron en la ciudad Duke Ellington, Bennie Moten y la orquesta de un virtuoso Count Basie, tras haber cosechado infinitos aplausos en urbes como San Luis, Menphis o Detroit. La década de los veinte tenía sumida a América en un auténtico paraíso y, a pesar de los desastres de la Gran Depresión de 1929 y el estallido de la Segunda Guerra Mundial, los habitantes de las grandes ciudades pasaban veladas enteras disfrutando de las actuaciones de Ellington, Basie y Williams, bailando swing con la orquesta de Benny Goodman (formada por músicos blancos que habían tomado como base los ritmos negros) y pasando veladas junto a Ella Fitzgerald o Billie Holiday. Eran los tiempos de las big bands, orquestas formadas por más de diez músicos que utilizaban todo tipo de instrumentos: saxos, trombones, guitarras, baterías, trompetas y clarinetes, tremendamente populares gracias también a sus emisiones radiofónicas que propiciaban que se pudieran escuchar en todo el país. Era la edad dorada del swing, con leyendas como Tommy y Jimmy Dorsey, Glenn Miller y Woody Herman, cuyas bandas acompañaban las canciones de Frank Sinatra, Bing Crosby y Dean Martin. Antes de la llegada del rock n’ roll, los míticos crooners de los 30’s y 40’s arrasaban entre las jovencitas acompañados de las big bands.

Con la década de los 40’s, el bebop emergió como una rama del jazz que se alejaba del estilo de las grandes bandas de salón, refugiándose en los pequeños clubes. La historia confirma que el desarrollo del bebop se debió a grandes figuras como Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Dexter Gordon, Oscar Peterson o Charle Pingus. El propio Parker fue el artista joven con más talento de la historia del jazz, una leyenda que en sus composiciones mezcló el viejo blues de Kansas con largas sesiones de improvisación y una personalidad atormentada. Murió a los 34 años tras varios intentos de suicidio y graves problemas de úlcera y cirrosis. Él y Gillespie se asociaron durante un tiempo y se convirtieron en los músicos con más demanda de la famosa calle 52 de Nueva York, entre 1944 y 1945. A pesar de su temprana muerte, Parker dejó constancia de su talento en 139 discos.

El bebop dio paso al cool jazz, un estilo más sutil y armónico que su predecesor. Nuevamente, artistas de gran talento pusieron de moda el nuevo movimiento: Gil Evans, Chet Baker y el enorme Miles Davis, que ya había tocado junto a Parker y Gillespie en la orquesta de Billy Eckstine. Apuntar que Davis apareció en varios discos de Charlie Parker durante la segunda mitad de la década de los cuarenta y en 1959 editó “A Kind Of Blue”, el que muchos cifran como la obra maestra del jazz moderno. Por aquel entonces, algunos músicos combinaban instrumento y voz, como Chet Baker, que con su look de rockabilly, tupé y gafas de sol, se asemejaba más a una estrella del rock n’ roll que a un músico de jazz.

El cool jazz reinó en América hasta mediados de los cincuenta, cuando una combinación de bailes latinos, melodías jazz y coros pusieron de moda el latin jazz, llegando a su máxima expresión a finales de los cincuenta con el mambo, el cha-cha-cha, la samba y la bossa nova. El propio Gillespie se sumó a una fiesta en la que destacaban músicos como Arturo Sandoval, Eddie Palmieri, Tito Puente y Mario Bauza. Ya en los 60’s, el latin jazz dejó las puertas abiertas para que se consolidara un nuevo brote, el free jazz, mucho más experimental y provocador que sus predecesores, un estilo que tomaba libremente sonidos de la India, China o África, indistintamente, donde los músicos improvisaban dando una sensación de caos organizado. Cecil Taylor y Roscoe Mitchell fueron algunos de los artistas más destacados.

Y llegamos al jazz rock, también llamado fusión, que combinaba improvisación, coros y ritmos rock. Sintetizadores, guitarras eléctricas y percusiones electrónicas cuestionaron los límites del jazz. Chick Corea y el guitarrista Pat Metheny fueron y son las figuras más importantes. ¡Si Louis Amstrong y Charlie Parker levantaran la cabeza!









...por Antonio Noblejas ...por Antonio Noblejas


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




7 comentarios en Jazz

  1. El Jazz es la música más angelical que jamás escuché. Escuchar una buena canción de Jazz, a la sombra de una buena copa, es lo mejor del mundo.

  2. Un buen repaso a la historia del Jazz, con lo mejor del Jazz.

  3. El Jazz es una música de raza, con carácter y con una historia en sus notas que nos habla de tantas cosas al mismo tiempo. Alguien dijo alguna vez aquello de “La música que no tiene sonidos negros no tiene pellizco”.
  4. Hola Daniel,

    Esa frase la dijo Manuel Torre hacia comienzos de siglo. A mi me encanta la música Jazz y si puedo voy a los festivales de Jazz que celebran cerca de donde yo vivo.

  5. La improvisación diferencia de forma primordial al Jazz de otros estilos musicales de la tradición musical occidental, como la música clásica europea. En el Jazz no se persigue la fidelidad de una partitura, la improvisación hace del Jazz una música viva.

  6. Os agradezco la información sobre la historia del Jazz que hay aquí. En muchos casos, creo que la música Jazz está por encima de otros estilos musicales y es capaz de llegar más lejos.

  7. Muy buena la síntesis que realizaron con la historia del jazz. Miles Davis fue el mayor exponente de ese estilo musical.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2017 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::