buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 3:48 min. rellotge



Raphael

Se ha codeado con jefes de Estado, estrellas- asegura que con Ava Gardner hubo más que amistad-, el Papa, premios Nobel…

Ahora Raphael, hace memoria en “¿Y mañana, qué?”, una autobiografía de casi 500 páginas. Aquí cuenta su encuentro con Natalia Figueroa, la niña de alta cuna que sucumbió a los encantos de un joven que con nueve años ganó el premio a la mejor voz de Europa; los festivales de Eurovisión y Benidorm; sus éxitos en todo el mundo… Y siempre haciendo oídos sordos a los que le han cuestionado por esa ambigüedad que marca su estilo en los escenarios y que hace de Raphael un artista de carisma.

Hijo de un obrero de la construcción, de pequeño supo lo que era la escasez de la posguerra, el tener que ir a las tiendas a comprar la comida de cada día a cuenta y colarse en los cines de sesión continua. También está muy fresco en su memoria ese premio a la mejor voz de Europa que recibió en Austria con apenas nueve años, cuando, bajo la batuta del padre Esteban, aún era la primera voz del coro de la iglesia de San Antonio, en Madrid. O los años de lo que él llama “la gira del hambre”, poco tiempo después de ganar todos los premios posibles en el Festival de Benidorm.

Sabemos también que ha sufrido seis cólicos nefríticos en su vida, que por tres veces tuvo que soportar que le llamaran maricón, que actuó en salas de alterne, que en Estambul se compró su primer abrigo de ante con el cuello de astracán, y que fue allí donde le entró la locura por este tipo de prendas.
Después de casi cuarenta años de actividad artística y más de sesenta discos editados, Raphael sigue conservando lo mejor y lo peor de si mismo como se constata en su espectáculo musical basado en “El Extraño Caso de Doctor Jeckyll y Mister Hyde”. En esta nueva andadura profesional, Raphael demuestra que es un artista total y totalitario al que no le importa desmelenarse y entregarse a su público en cada actuación. Pocos artistas en este país han conseguido mantenerse tan vivarachos durante tantas décadas y esa entrega merece un respeto.
Raphael es un fenómeno paranormal de la canción ligera española que nunca deja indiferente. Mientras sus más rendidos admiradores lo consideramos un artista genial e irrepetible, para sus cejijuntos detractores no es más que un presuntuoso tonadillero de engolados gorgoritos y ademanes histriónicos. Todos coincidimos, sin embargo, en reconocer que Raphael ha tenido siempre mucha, muchísima, demasiada personalidad.

En 1966, una llamada del entonces ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, permitió que el cantante abandonase por unos días el servicio militar para que fuese a representar a la Patria en el Festival de Eurovisión con la canción “Yo soy aquel” (”el que viene del cuartel”, como apostillarían algunos malintencionados). No ganó, pero al año siguiente repetiría la experiencia eurovisiva con “Hablemos de amor”.

Nacido en Martos, provincia de Jaén, el 5 de mayo de 1945, Rafael Martos Sánchez se dio a conocer como jilguerillo cantarín a través de los concursos radiofónicos de finales de los cincuenta hasta que consiguió triunfar en el Festival de Benidorm en 1962. Raphael se convertiría pronto en el embajador privilegiado de una España deseosa de abandonar la boina y el botijo para lanzarse en bikini a la especulación urbanística y el turismo de masas.
Durante la década de los sesenta, Raphael fue promocionado por su compañía de discos como el “Niño de Linares”, con el fin de despertar los cándidos instintos maternales de sus admiradoras más que sus desenfrenadas pasiones eróticas. El cantante aparecía fotografiado en las revistas de la época mirando fijamente a la cámara (aún lo sigue haciendo) con un gesto entre desafiante y desvalido. La estrategia dio tan buenos resultados que el escritor José María Pemán llegó a afirmar que: “Raphael no tiene diez mil novias, sino diez mil madres”.
El artista tenía por aquel entonces su público más fiel entre las señoras de mediana edad de la alta burguesía. Tanta pasión edípica dejaría una profunda huella en el cantante hasta el punto de no haber querido renunciar nunca a eso mohines de niño travieso y mimado, pese haber cumplido la venerable edad de casi sesenta años.

Su excéntrica y desmedida personalidad artística no le ha impedido llevar una vida privada bastante convencional. Al menos, aparentemente. Casado desde 1972 con la aristócrata Natalia Figueroa (santa mujer de inagotable paciencia), Raphael es titular de cartilla de familia numerosa. Tiene tres retoños ya creciditos: Jacobo, Alejandra y Manuel. La familia Martos Figueroa viene apareciendo regularmente en las satinadas páginas de “Hola!” desde la década de los setenta con motivo de la celebración de bautismos, cumpleaños, onomásticas, comuniones, cenas de fin de año y otros ágapes familiares de carácter promocional.

Con el apoyo de su familia y su público, Raphael no se ha planteado abandonar los escenarios. Sabe muy bien que nunca nos cansaremos de verlo aunque en ocasiones nos empalague. También sabe que se ha convertido en un mito imprescindible de la cultura kitsch y que si se retira dejaría sin trabajo a muchos imitadores. ¡Larga vida a Raphael!.









...por Antonio Noblejas ...por Antonio Noblejas


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




3 comentarios en Raphael

  1. Estimado Antonio Noblejas, me permito enviarle mil disculpas al no hacer comentario alguno sobre su reportaje de algunas líneas arriba. El motivo de este escrito es ver la posibilidad que por su conducto envié lo siguiente al correo del Sr. Raphael Martos:

    Saludos Sr. Raphael Martos.
    Por este conducto me dirijo a Ud. para ofrecerle mis más sinceras disculpas por las irregularidades que en su momento usted pudo haber visto en su concierto, el pasado 6 de junio de 2007 realizado en el Teatro Morelos de la Ciudad de Toluca, en el País de México, si lo recuerda. Y en nombre de mis paisanos nuevamente le ofrecemos mil disculpas por dichos comportamientos.
    Sr. Raphael; en lo particular me encantaría nuevamente tenerlo de visita por esta ciudad, claro y esperando sea pronto y dentro de su agenda, si no existe algún problema. Esto con el fin de disfrutar una vez más de su fina persona y de esa tremenda voz tan maravillosa que aun conserva, además de esperar de su comprensión, de hacernos el honor de poder tomarle algunas fotos con Ud. ya que en ese entonces, un par de horas antes de asistir a su concierto, mi esposa y mis padres nos paseamos por la parte trasera del teatro, encontrándonos a dos personas, imaginándome sus asistentes, o algo así. Mi señor padre se acerco a ellos comentándoles si habría la posibilidad que lo llamaran a Ud. para poder tomarle una foto con mi familia, a lo que respondieron que iba hacer muy difícil acceder a tal favor. De verdad que nos fuimos un poco cabizbajos por no poder tener de Ud. de esta forma un bonito recuerdo de su visita.
    Permítame Sr. Raphael hacerle un comentario algo muy familiar; mi señora madre es su fan desde joven, a tal hecho que se caso con mi señor padre por que se parecía a Ud. y créame que tiene un poco de razón.
    Esperando que pueda leer estas humildes palabras, así como contar con su valiosa presencia en esta su casa que es México, le envío mi mas cordial reconocimiento y admiración.
    quedo de Ud., José Juan Mejía Soriano.

    P.D. nuevamente acepte mis disculpas por este mi atrevimiento Sr. Antonio Noblejas. Agradeciendo de antemano su apoyo para tal fin. GRACIAS.

  2. Raphael es una de las voces más impresionantes que dado España a la música. Sólo hay que escuchar sus primeras grabaciones y uno entenderá el por qué Raphael ha llegado a lo más alto de la música.

  3. Sr. Antonio Noblejas,

    Le escribo desde Cali (Colombia), desde estas lejanas tierras debo manifestarle los sentimientos de respeto, admiración y cariño que sentimos por el Sr. Raphael. Mucha tristeza vivimos quienes lo queremos cuando el gran artista padeció graves problemas de salud, a Dios gracias su organismo logró superarlo y hoy lo vemos divinamente a juzgar por el reciente trabajo con el cual celebra 50 años de vida artística y para orgullo nuestro hace un dúo con nuestro artista Juanes.

    Debe saber que no conozco España, pero a través de este gran artista he aprendido a quererla a imaginarla y quiera Dios que algún día pueda visitarla porque una tierra que pueda dar tantos y tan buenos artistas tiene que ser una tierra buena , así como la tierra mía Colombia, de la cual a pesar de los pesares es un paraíso, no en vano somos hijos de España.

    Para despedirme, muchíiiiisimos años de vida le deseo a Raphael y decirle que por aquí se le quiere mucho. Hasta Pronto.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::